El sindicalismo en el siglo XXI


Ante la presencia de más de 25 mil personas que llenaron la explanada del Monumento a la Revolución, el pasado domingo 23 de febrero, la Confederación de Trabajadores de México (CTM) celebró su 84 aniversario.

Además de los priistas, quienes como en lo mejores tiempos aplaudieron efusivamente al presidente Andrés Manuel López Obrador, llamó la atención que, a diferencia de lo que ocurre con otras organizaciones obreras, el acto contó con la presencia de importantes miembros de Morena.

Malas noticias para quienes decretaban el fin de la central obrera, pues la presencia de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum; el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; la secretaria de Energía, Rocío Nahle; la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval; la secretaria del Trabajo, María Luisa Alcalde, y de Carlos Salazar Lomelí, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, además de siete gobernadores y miembros del gabinete ampliado, confirma que le queda capacidad de convocatoria.

Llamó la atención que el acto dio lugar a coincidencias ideológicas entre López Obrador y el secretario general de la CTM, quienes coincidieron en señalar el notable papel del presidente Lázaro Cárdenas en la conformación de la central obrera y su reivindicación del trabajador mexicano y el desarrollo de México.

Carlos Aceves del Olmo, líder de la CTM, recordó que la confederación fue hecha por los trabajadores con la guía, filosofía y práctica del expresidente Cárdenas, lo que le ha permitido a la organización sindical permanecer vigente y del “lado correcto de la historia”.

Durante su intervención, López Obrador reconoció el respaldo de la CTM y de su líder Carlos Aceves en el aumento del 20% al salario mínimo e incluso se dio tiempo para decir que este último “se encuentra al 100” para seguir al frente de la confederación sindical.

Por su parte, Carlos Aceves reiteró su apoyo e hizo un llamado a la unidad: “México se pierde constantemente en sus diferencias, pero es tiempo de construir el futuro que merecen los trabajadores a partir de nuestras coincidencias”.

Hablando de coincidencias, la más notable es que ambos, tanto el presidente como el líder de la CTM, se refirieron a las pensiones de los trabajadores como un tema que tiene que ser resuelto con urgencia y con la colaboración de gobierno, trabajadores y empresarios.

En su intervención, el cetemista recalcó que las pensiones deben mejorar para que los trabajadores puedan retirarse con dignidad, porque hoy éstas obligan “a los trabajadores a seguir trabajando en otro lado porque no les alcanza para comer”.

El presidente dijo que “vamos a atender el problema de las pensiones, y lo vamos a hacer de común acuerdo con los empresarios y dirigentes de los trabajadores para que cuando se retire el trabajador tenga una pensión digna. No descartamos dar marcha atrás a acuerdos cuando era otra la política”

Todo indica que hay voluntad política para resolver este problema, ojalá así sea