Ésta es la pregunta a la que buscan dar respuesta los empresarios que operan en México. Ellos caminan solos, dado que el gobierno federal establece medidas a cuentagotas y esto no se asemeja a un paliativo.