Hannover Fairs México: negocios por 52 millones de dólares


Bernd Rohde, director general de Hannover, recalcó que este tipo de ferias son una manera de diversificar la industria para no depender sólo del mercado estadounidense

E l cierre de negocios por un valor total de 52 millones de dólares y una inversión de 850 millones de dólares con la asistencia de 30 mil personas y 265 empresas de 10 países, fue el resultado de la primera edición latinoamericana de la Feria de Hannover en México.

El acontecimiento, que se celebró por primera vez en la ciudad mexicana de León, del estado de Guanajuato, encontró el “epicentro” de la industria tecnológica 4.0 del país.

Bernd Rohde, director general de Hannover Fairs México, informó que, durante los tres días del evento, del 9 al 11 de octubre, “logramos traer la tecnología y la maquinaria 4.0 en todos los elementos que nos habíamos propuesto. Y más allá de eso logramos traer soluciones que el empresario necesita el día de hoy”. Precisó que 60% de los expositores trajeron innovaciones tecnológicas.

Ésta es la primera vez que en América Latina se realiza una edición de la Hannover Messe, la feria de tecnología industrial más importante del mundo, que lleva su nombre por surgir en esa ciudad al norte de Alemania.

Al respecto, Rohde afirmó que éste “fue el lanzamiento” que el grupo ha hecho en la historia reciente, lo que en parte explica la participación de los jóvenes y el interés de los pequeños, medianos y grandes empresarios por capacitarse en digitalización.

“México tiene una posición primordial frente a casi todos los demás países industrializados porque a esos países se le están acabando los jóvenes que van a trabajar en la industria, y en México los tenemos, y no solamente los tenemos, sino que los tenemos capacitados”, aseveró.

Además de promover la profesionalización de los jóvenes, la Feria de Hannover creó instituciones que el país puede aprovechar para pasar de la manufactura a la “mentefactura”, explicó Manuel Pérez Cárdenas, jefe de oficina de la presidencia de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

Entre ellas destacó la instauración del CEO Dialogue México-Alemania, una mesa de trabajo para los principales empresarios de ambos países, a la que pronto podría incorporarse Francia, para promover el emprendimiento, la educación dual, la sustentabilidad, la cooperación científica y la innovación.

“Esto va a dejar muchos beneficios para México porque (participan) los grandes decisores en materia de tecnología, financiamiento, medio ambiente, colaboración internacional, que influyen mucho en sus respectivos gobiernos o trabajan de manera coordinada con su gobierno”, detalló Pérez Cárdenas.

El representante de la Concamin, Francisco Cervantes, anunció que planean, junto con el Gobierno Federal y varios estatales, replicar en el sur-sureste del país la alianza del Bajío-Occidente que busca el desarrollo de Aguascalientes, Guanajuato, Jalisco, Querétaro y San Luis Potosí.

Al respecto, el gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez, apuntó que la clave ha sido invertir en el capital humano, pues hay instituciones de educación superior que incluso han creado carreras técnicas como pilotos de drones.

El mandatario estatal afirmó que su entidad está preparada para albergar la Feria de Hannover en el futuro, pues la región del Bajío mexicano está demostrando ser una potencia industrial más allá de los estados exportadores de la frontera norte.

“Es un antes y un después para la industria en México. Es un parteaguas, no exagero, los que estuvieron ahí lo pudieron palpar. Es el inicio de la transformación para la industria 4.0 realmente en este país”.

Las empresas mexicanas presentaron su trabajo, productos e innovaciones durante los tres días del evento; por ejemplo, se pudo observar empresas mexicanas de robótica, otras dedicadas al sector aeronáutico, y todo ante industriales extranjeros.

El gobernador de Guanajuato reconoció que en el país, el estado de Querétaro es el más avanzado en el sector aeroespacial, pero, dijo, muy pronto Guanajuato lo seguirá, pues se pondrá en marcha una empresa que empezará a fabricar un avión en serie y será hecho en su totalidad por gente de la entidad.

Para Rodríguez Vallejo, esta feria es un gran avance porque México dio un salto al futuro al pasar de una manufactura a ser el centro de la industria 4.0, a diseñar la tecnología del futuro y ser una potencia en innovación.

El director general de Hannover recalcó que estas ferias son una manera de diversificar la industria y no depender sólo del mercado estadounidense, esta primera edición, consideró, fue un éxito, ya que participaron países como Alemania, Argentina China, Corea, España, Estados Unidos, Francia, Italia y Japón, y por supuesto México y varios estados de la República con 265 empresas que exhibieron la tecnología más avanzada.