El coronavirus arrasó con industria, turismo y comercio


Redacción

Las medidas sanitarias para evitar el contagio de Covid-19 provocaron severos daños económicos en los sectores industrial, turismo y comercio del país, lo que ha colocado a muchos negocios en niveles de sobrevivencia y con pocas esperanzas de contar con un plan de apoyo integral para revertir las pérdidas en producción, ingreso y empleo, derivadas de la contingencia.

Dentro de la actividad industrial hay sectores que verdaderamente fueron arrasados en abril por la contingencia sanitaria, como la industria del calzado, con un colapso en la producción superior al 80%; la industria de la confección y textil, con caídas superiores al 75%; la industria automotriz y la de autopartes, asevera Pedro Tello Villagrán, analista financiero.

El 40% de los empleos perdidos en el país corresponde a la industria, la cual difícilmente tendrá una caída tan fuerte o mayor como la que se registró en abril de este año, de 29.6 por ciento.

Más allá de saber si ya se tocó fondo, lo relevante ahora es en qué condiciones se emprenderá la durísima cuesta hacia la reactivación económica, porque la recuperación no será rápida ni generalizada.

Hay incertidumbre sobre lo que pasará con el empleo, el ingreso familiar y con la rentabilidad de las empresas, pero el gobierno no distingue que un plan de recuperación no es un rescate a grandes empresas, sino que se requiere para mantener en operación a las pequeñas, que son las que generan siete de cada 10 empleos en el país, plantea el especialista.

Para el turismo, los resultados también son preocupantes. La Encuesta de Viajeros Internacionales del Inegi detalla que, en abril, México recibió 777 mil 52 turistas internacionales, lo que representó una caída de 78.5% respecto del mismo mes de 2019, cuando se recibieron 3.62 millones de personas, mientras que la derrama económica cayó 93.7 por ciento.

En un reporte del Centro de Investigación y Competitividad Turística (Cicotur) Anáhuac y del Consejo Nacional Empresarial Turístico, se estima que la reducción en el consumo turístico para 2020 será de 1.6 billones de pesos y se podría perder el 27% de empleos en este sector, equivalente a poco más de un millón de personas.

La Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur) señala que en marzo y abril hoteles, agencias de viajes, restaurantes, centros de esparcimiento y servicios reportaron números rojos en su mayoría, debido a que miles de negocios tuvieron que cerrar para disminuir el riesgo de contagios de Covid-19.

Del 17 de marzo al 10 de mayo las empresas de ese sector dejaron de obtener ingresos por casi 500 mil millones de pesos, según estimaciones del organismo.