De la pandemia sanitaria a la económica


La debilidad en la actividad turística y en el sector industrial, sobre todo en manufactura y construcción, el cierre de negocios, la caída del empleo, de los ingresos, del consumo y de la inversión, todo ello en gran parte por la crisis sanitaria del Covid-19, llevan a un camino muy complicado.

“Lo peor no ha pasado, está por llegar, porque ahora tenemos encima la otra pandemia que es la económica”, opina Ignacio Martínez, coordinador del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN) de la UNAM.

Considera que en ese escenario se verán tres enormes efectos sociales: crecerá el desempleo y con ello disminuirá más el ingreso laboral; se incrementará la inseguridad y aumentará la migración.

Sin que se haya reducido la pandemia sanitaria, “ahora tenemos encima la pandemia laboral”. Hay 11 millones 150 mil personas en la economía informal y esto se puede observar en las calles.

En gran medida, eso se explica porque de los 6 millones 373 mil establecimientos que se contabilizaron en los Censos Económicos 2019, la cuarta parte, dos millones, no regresarán a la actividad que tenían antes del 30 de marzo, calcula el coordinador del LACEN.

Recientemente, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, advirtió que hay 500 mil empresas formales en México en riesgo de desaparecer en la segunda mitad del año, debido a la pandemia de Covid-19, entre las que se encuentran las actividades de comercio al por mayor, hoteles, restaurantes, manufactura y construcción.

En el segundo trimestre del año la riqueza nacional bajó 17.3%, lo que se refleja en la pérdida de 983 mil 84 empleos (en ese periodo), y 3 millones 243 mil establecimientos inactivos, lo que provocó que el ingreso laboral cayera 47.3% aumentando la pobreza en 11 millones 543 mil personas, según datos del LACEN.

Cierre de negocios, destrucción del empleo, caída del ingreso y del consumo, saldos de la emergencia sanitaria

Pérdida de empleos

Grupo Financiero BBVA advierte un impacto negativo de la pandemia en la actividad laboral, de 22.6 millones de personas.

A diciembre de 2020 la pérdida de empleos podría llegar hasta 1.5 millones, mientras que la tasa de desempleo se ubicaría en 7.1%, permaneciendo en niveles superiores previos a la pandemia y por arriba del 4% durante 2024, estima BBVA en un reporte sobre los efectos de la contingencia sanitaria.
Tan sólo en abril y mayo, los dos meses de confinamiento para tratar de evitar una acelerada propagación del virus, se perdió el 80% de los empleos formales registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), equivalente a cerca de 900 mil plazas de trabajo.

De marzo a julio se dieron de baja 117 mil 584 empleos. Las mayores afectaciones se presentaron en construcción, servicios para empresas, extractiva, transformación y comercio, de acuerdo con cifras del IMSS.

Impacto en industria y turismo

En los tres primeros meses del año, el PIB turístico cayó 6.3% respecto del trimestre previo y 5.2% frente a igual periodo de 2019, indican cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Por lo que hace al indicador mensual de la actividad industrial, acumuló una baja anual de 14.1% en el primer semestre de 2020. En junio, mes en el que inició “la nueva normalidad”, la actividad industrial cayó 17.5% frente a igual mes de 2019, pero comparada con un mes anterior aumentó 17.9 por ciento.